¿ERP “Low cost” o calidad del servicio?

cabecera

19 sep ¿ERP “Low cost” o calidad del servicio?

La moda del “Low cost” está en todos los sectores, también en el de los sistemas de gestión empresarial, en el mundo ERP. Esto es el fruto de la nueva mentalidad de nuestra sociedad que a la hora de comprar un bien o servicio actualmente pone el foco en el coste por encima de los demás elementos.

Así es que muchas empresas cuando se plantean adquirir un ERP van exclusivamente a buscarlo en aquellas compañías que tienen ofertas de forma constante, de la misma manera que yo voy a las compañías aéreas low cost cuando quiero hacer un viaje y quiero gastarme poco.

Eso no quiere decir que el sistema de gestión en cuestión adolezca de calidad, o que presente fallos, como tampoco lo tendrá mi avión, pero sí que se está adquiriendo un paquete “mínimo”: un mínimo de funcionalidad y un mínimo de servicio, como cuando se adquiere el billete en la compañía low cost. Después, sé que si no imprimo yo mi tarjeta de embarque me van a cobrar en el aeropuerto por hacerlo, si no pago por la elección de asiento me van a separar probablemente de los amigos con los que viajo y si no pago embarque prioritario voy a hacer una cola enorme y van a meter mi equipaje de mano en la bodega.

De igual manera, en la adquisición de ERP voy a tener un sistema con las funcionalidades básicas, con la implementación básica y con el paquete de soporte básico. Por supuesto, si mi planteamiento es  ese porque mi empresa es sencilla y carece completamente de cualquier complejidad y porque yo o alguien de mi equipo somos bastante expertos en temas técnicos y, por ello, muy autónomos en el manejo del sistema y en el soporte, seguramente estoy eligiendo la opción  correcta.

Pero si mi empresa tiene algún proceso particular, si quiero que la implementación del sistema encaje en mi empresa y en mi organización “como un guante” o si pretendo ir más allá de la cobertura actual y contar con un programa que acompañe en el crecimiento futuro de mi negocio de forma adecuada, es aconsejable que valore muy bien el aspecto del servicio por encima de los demás elementos. En el Servicio incluyo la consultoría de implementación y puesta en marcha, el soporte al usuario y al acompañamiento durante toda la vida de la empresa.

En primer lugar, poner en marcha un programa de planificación y gestión empresarial, supone tener muy claros los objetivos tanto por parte del cliente como del implementador para adaptar el programa a la organización y para asegurar un arranque sin problemas y una continuidad del negocio durante el proceso de cambio.

En segundo lugar, trabajar de forma adecuada con un ERP supone tener un soporte rápido y experto a los usuarios para que tengan respuestas ágiles a las dudas que siempre surgen en el día a día y que no se retrasen (o incluso se paren) procesos críticos o de toma de decisiones.

Finalmente es muy importante que el proveedor del sistema ERP esté en contacto con el cliente de forma permanente ayudándole a medida en que su negocio va creciendo, lanzando nuevos productos o servicios, saliendo internacionalmente y su complejidad va aumentando.

Porque quiero entrar en el avión de los primeros e ir en un buen asiento con mis acompañantes, y si además me dan un servicio de catering, tendré un viaje perfecto y me habrá merecido la pena pagar más por mi billete. En definitiva, quiero el mejor servicio.

 

Tags:
,
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.